15

Hoy os hablamos de algunos mitos que siempre hemos escuchado sobre nuestros dientes y nuestra salud bucodental.

Si no tengo dolor, no me tengo ningún problema. Esto es Falso. Debemos tener en cuenta que si no visitamos al dentista al menos una vez al año, y no nos cuidamos lo suficiente con el tiempo llegaremos a tener caries y es cierto, las caries no duelen, pero cuando llega a la pulpa ya no es una caries pequeñita, sino una posible endodoncia.

La prevención es la mejor de nuestras cartas..

Al dentista se va a sufrir!! Falso. Hace muchos años que la Odontología ha ido mejorando y sobre todo los dentistas se han ido formando con otra mentalidad.. Ya no quedan dentistas que saquen muelas así porque sí, ahora la prevención y las ganas de cuidar las piezas de los pacientes son la prioridad de nuestros especialistas. No hay que tener miedo a acudir a la consulta y si aún así nos cuesta, lo mejor es ser sincero con el doctor, nos calmará los nervios y podremos relajarnos en su presencia.

La limpieza con ultrasonido daña los dientes. Falso. Es importante saber que el ultrasonido va acompañado de mucha agua y es imposible que los dientes terminen dañados o con movilidad. Muchos pacientes tienen miedo de hacerse una limpieza por miedo a perder los dientes y es justo lo contrario… si no hacemos una higiene al menos una vez al año, las bacterias pueden llegar a comer el hueso y a que la encía se retraiga y es por ello por lo que los dientes empiezan a tener movilidad.

El embarazo afecta a la boca. Verdadero. Al quedar embarazada las mujeres deben tener mucha más precaución con la higiene dental ya que el ácido de la saliba cambia y podemos llegar a tener más bacterias con lo cual pueden aparecer más caries que si no estuviéramos embarazadas. Las encías también sangran más y tenemos que acudir con más frecuencia a revisión.

Los remedios caseros, lo mejor. Falso. Antes no existía el hábito de lavarse los dientes y mucho menos acudir al dentista solo para controlar como esta nuestra boca, por eso muchos de los remedios que antes se usaban a día de hoy no serian recomendables. Lo mejor es acudir a la consulta si tienes alguna duda o problema para que el Odontólogo te aconseje que debes hacer, ya que la medicina ha avanzado mucho y hay soluciones para cada problema.

Si me sangran las encías, lo mejor es no cepillarse. Falso. Si dejamos de cepillarnos porque las encías nos sangran estamos cometiendo un error ya que el sarro se acumula dentro de la encía y se ira comiendo hueso y la encía empezará a menguar. Si sangran las encías es que tenemos un problema en ellas, por eso lo que debemos hacer es cepillarnos con ganas y acudir al dentista para comentarle lo sucedido, él nos aconsejará y si es necesario nos enseñará a cepillarnos para que no nos vuelva a ocurrir.

Chicles sin azúcar. Otra opción ante la falta de cepillado. No debemos pensar que el chicle es una opción buena para el cuidado de los dientes… En un momento puntual puede ayudarnos a mejorar el PH de la saliba después de una comida fuera de casa y no podemos cepillarnos en ese momento pero no aconsejamos que siempre hagáis este pequeño truco. Lo mejor es aclararse varias veces después de comer o llevar un pequeño cepillo de dientes en el bolso.